¿No a la Olimpiada Nacional?

Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE), tomó una importante decisión sobre el deporte nacional. Le dijo “no más” a la Olimpiada Nacional. Y aunque tiene puntos validos de su interpretación, parece que tomar una medida tan drástica puede voltearle su discurso si no tiene un plan puntual para sustentarlo.

Castillo declaró que en los deportes en conjunto los atletas y resultados no se han logrado con la Olimpiada Nacional. Inclusive aseguró que las academias han tenido mejores resultados. Afirmó que los estados han sacado beneficio de esta justa quitándole su esencia primaria.

Iván Gacía, Daniel Corral y Germán Sánchez. Todos ellos, resultado de la Olimpiada Nacional.
Iván Gacía, Daniel Corral y Germán Sánchez. Todos ellos, resultado de la Olimpiada Nacional.

¿Buena o mala?

Primero, hay que puntualizar que es cierto que la Olimpiada Nacional necesita mejoras. Las federaciones generalmente ignoran el talento de los jóvenes y no les dan un seguimiento constante. Sin embargo, este evento reúne a toda clase de deportistas de todos los estados y eso incentiva el espíritu competitivo y los resultados.

Toda parece que la decisió desató con el cambio de sede de la ON2017 ya que CONADE se la quitó a Jalisco a unos meses del inicio, y mismo gobernador de dicho estado se pronunció en contra. Este estado ha sido el máximo ganador de las ediciones más recientes y han utilizado ese factor como propaganda. Pero, ¿está mal?

Es merecido. Jalisco ha invertido eficientemente en deportes y eso ha generado logros nacionales e internacionales (medallistas en Juegos Olímpicos). Qué acaso países como Estados Unidos, Rusia y Gran Bretaña, ¿no presumen sus resultados? Si supieron invertir en sus deportistas y darle el seguimiento, el estado tiene el derecho de promocionarse porque ellos ofrecieron el recurso.

Lo cierto

No obstante, hay un punto importante que describe Alfredo Castillo. ¿Qué tanto ha ayudado la Olimpiada Nacional? Las medallas obtenidas en los Juegos Olímpicos lo reflejan. Desde que han implementado el evento, las mejoras han sido mínimas, casi invisibles. Y es que el apoyo no está unificado, por una parte están los estados, por otra CONADE y por otra las federaciones.

Las federaciones tienen sus propios Campeonatos Nacionales que generalmente son los selectivos, y por ende, los deportistas más destacados del momento tienen que asistir, algo contrario a la ON porque las categorías son infantiles y juveniles. Y eso no está mal porque los niños adquieren ese roce competitivo, pero de poco sirve la competencia cuando no hay un seguimiento posterior.

PREMIO JUVENTUD
Gobernadores han utilizado los resultados como propaganda

Posible solución

Unificar el Campeonato Nacional y la Olimpiada Nacional generaría un evento deportivo de tal magnitud que sería la competencia del deporte por excelencia. Los estados estarían atentos, las federaciones también porque serían los selectivos y CONADE podría ser el administrador. Sin embargo, tener tantas categorías podría generar dispersión.

Generalmente en los Campeonatos Nacionales más reconocidos del mundo sólo hay dos categorías: junior (menores de 15 años) y senior (mayores de 15 años). Sería más complicado estar en un equipo nacional para los menores de edad, pero si tienen el talento desde temprana edad estarán ahí. En las categorías infantiles se podría optar por las competencias regionales para que no pierdan ese estímulo importante.

Menos categorías, mismos deportes, un evento. Inclusive sería aspiracional. Los jóvenes verían a sus grandes figuras competir al lado y tendrían la oportunidad de vencerlos y ser parte del equipo nacional. Habría menos gasto público y generaría más ruido para deportes que tienen poca cobertura en el país.

Lo que no hay que hacer

No hay que quitarles a los estados lo bueno que están haciendo, que sigan. Quizás sus academias sean más efectivas que de la misma CONADE. Como la escuela de clavados en el CODE Jalisco, o la escuela AGimnasia en Baja California.

No solo hay talento en el centro del país, hay personas muy destacadas en todos los estados, pero también hay entrenadores, psicólogos, preparadores físicos, etcétera. Todos merecen una oportunidad. Porque sí el gobierno dicta qué academias, qué atletas y qué entrenadores respondería más a una dictadura que una democracia.

Pero cabe resaltar que no es negativo la apertura de Academias con instructores de primer nivel, pero es importante que estos deportistas se pueden medir frente a otros de lugares diferentes, o inclusive de la misma ciudad. Además, si los estados ya no pueden presumir sus logros en el deporte, lo harán en otras áreas y el único perderá es el deporte.

cdn-expansion

Son decisiones importantes las que está tomando Enrique Peña Nieto junto con todo su equipo, incluido Alfredo Castillo, en este sexenio. Y será determinante los siguientes años.

Advertisements

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s